fbpx

Qué es Emprendemos OM

EmprendemosOM nace a partir de un anhelo. Del sueño de vivir plenos y abundantes, en coherencia con nuestros valores y con la consciencia de que todos somos una unidad de amor.

La idea es crear un espacio donde podamos compartir nuestras experiencias en relación al emprender, no solo desde el punto de vista de los negocios sino también describiendo las transformaciones espirituales que los emprendedores conscientes podemos llegar a experimentar, en nuestro camino de auto-conocimiento y sanación , hacia  el desarrollo de una mentalidad de abundancia.

Nuestro objetivo es transmitir las experiencias que estamos atravesando en el camino de reinvención personal que hemos asumido, para crear puentes y hacerles más accesible a nuestros lectores, el logro del equilibrio interno,  que les permita alcanzar un estilo de vida acorde a sus valores, acompañándoles en el descubrimiento de sus talentos y en la creación de un proyecto laboral con un propósito que les ayude a experimentar realización personal y profesional.

Nuestra filosofía

Nosotros creemos que todxs lxs que deseamos vivir de nuestra pasión, creando nuestro propio life style,  podemos lograrlo si invertimos voluntad, tiempo y (también) dinero,  en desarrollar   todas las facetas de nuestro ser individual a nivel mental, físico y espiritual,  para poder llegar a ser un/a exitoso/a emprendedor/a. Primero SER Y HACER, para luego TENER.

Y mientras más damos, más recibimos. De allí el deseo de compartir contigo nuestras experiencias, para que te sea más fácil tomas decisiones y puedas aclarar la visión, misión y propósito de tu emprendimiento, como así también, llevarlo a la práctica.

Esperamos ser tus compañeros y amigos en la aventura del emprendimiento on-line y que puedas aprovechar al máximo toda la información de valor que ponemos a tu disposición en este espacio.

Bendiciones y vamos a la obra!

Acerca de nosotros

Jaime Segarra Campañá

Jaime_Segarra_posible3_con_texto

Nací en 1963. Soy catalán de nacimiento y vasco de crianza (por si había alguna duda de mi independencia 🙂 ). Viví en diferentes regiones de España hasta establecerme en la Comunidad Valenciana.

Fui un niño bastante «raro» y tuve experiencias en mi infancia y juventud que colaboraron a ser introvertido, pensador y crítico con las ideas pre-establecidas, lo cual me ayudó a investigar en lo místico y espiritual desde temprana edad.

Tras una crisis económica de mis padres, vagamos por diversos barrios de difícil convivencia para mí, un chico raro, intelectual, friki…

A muy temprana edad, comencé a indagar sobre el emprendimiento y recuerdo que, a los 15 o 16 años leí Piense y Hágase Rico de Napoleon Hill que me causó un gran impacto.

A los 17 años alquilé un pequeño negocio de billares, futbolines y máquinas de arcade (de las primeras que salieron en los 80!). Fue un éxito de negocio… pero yo dilapidé todo lo que ganaba.

Después tuve varios emprendimientos;  algunos acabaron en tragedia (aparente) y otros fueron bien. La quiebra más importante fue hace tan solo 10 años, en donde invertí mucho dinero (que pedí a crédito) en el Forex y la bolsa tras haber hecho un curso que me costó 3.000€ y haber empezado a ganar y pensar que yo era un crack del Forex. Hasta que los mercados hicieron crack en el 2008.

No todos los negocios fueron mal, en el año 2000 cree una empresa de hosting y registro de dominios, cuando casi nadie sabía lo que era eso, que vendí más tarde a muy buen precio a una gran compañía. Mi actividad actual, como ingeniero de procesos industriales, da muy buenos beneficios; la Editorial Sananda y el emprendimiento digital (que es una de mis pasiones actuales) van en constante crecimiento.

Además del emprendimiento, tuve muchas otras aventuras: Quise ser sacerdote… dejé los estudios a los 14, trabajé de camarero, me metí voluntario especialista en la Marina, me hice testigo de Jehová (por poco tiempo) y luego evangélico. En esta última denominación, llegué a ser co-pastor y también viví  como monitor voluntario cuatro años maravillosos en un Centro de Rehabilitación para Toxicómanos ayudando a muchos chicos a crear una nueva vida. En la actualidad ya no soy tal o cual, o de tal o cual denominación, sino que trato de vivir una experiencia espiritual en el respeto y la consciencia de que todos somos uno, el hijo de Dios experimentando esta extraña dualidad.

Ocurrió un día, viajando en tren, un chico musulmán, me hablaba de Mohamed, con una pasión y una entrega que me dejó pensativo. Y no solo eso, sino que al terminar, aquel chico me dijo: «tú no estás lejos del camino de Dios»… ¿Yo? ¡Pero si eso es lo mismo que he pensado yo de él! ¿Quién de los dos está equivocado? Luego conocí otras personas con otras creencias, como los Bahais, los gnósticos, y el maravilloso Nuevo Pensamiento.

Cada vez profundicé más, hasta llegar a la conclusión que no hay una única interpretación del camino…  Ahora estoy estudiando Un Curso de Milagros, pues creo que es la hoja de ruta para los días actuales.

En el área de lo personal, soy padre de dos hijos, educados en custodia compartida tras un divorcio amistoso. Practico el senderismo,  la navegación a vela y la agricultura. En lo espiritual, soy un divulgador del Nuevo Pensamiento y la liberación de esta falsa realidad, a través de Un Curso de Milagros.

Mis hijos, mi pareja actual, (Vanesa, socia de este proyecto y otros muy interesantes también), mi visión del propósito de nuestra existencia y el enfoque de tener un estilo de vida con pasión y tiempo para disfrutar de las personas a las que amo, son la principal motivación para continuar indagando en el plano de la consciencia y llevar todo este conocimiento, al plano físico, aprovechando esta gran oportunidad (única en la historia hasta ahora) que es el emprendimiento digital.

Descubre más sobre mí  en mi blog personal.

Jaime Segarra

Vanesa Georgina Montoya

Nací en 1983 en la Provincia de Córdoba, en Argentina. Crecí en una familia de clase media , siendo mis padres profesionales y empleados públicos. A mi hermana y a mí nos enviaron a colegios privados católicos  para reforzar el mandato: «Estudia, busca un trabajo seguro, cásate, hazte la casa, compra el auto, ten hijos y vive así por el resto de tu vida, hasta que te jubiles y puedas hacer algún viaje»(¡¡¡¡¡¡¡¡¡QUÉ!!!!!…¿¡¡¡¡¡¡¡HASTA QUE ME JUBILE NO PODRÉ VIAJAR??????!!!!!!!!!!!).

Pero el mote rebelde saldría tempranamente, ya que mi padre nos inculcó a mi hermana y a mí el amor y la práctica de la música enviándonos a clases de piano. De niña quería ser monja y escritora como Sor Juana Inés de la Cruz y llegada a mi adolescencia, ya tenía claro que sería como Madonna (ni monja ni  médica: Madonna).  Escribo poemas desde los 8 años y compongo canciones desde los 11. Además del piano, toco la guitarra, el bajo, varios instrumentos autóctonos de viento y percusión y canto. Me egresé con honores desde el Jardín de Infantes hasta el Colegio Secundario. Pero eso no sirvió de mucho.

Mi carácter y personalidad, sumado a las situaciones vividas en mi familia, llevaron a que mi niñez no fuera del todo una etapa «feliz», al estar signada de mucha violencia verbal, física y psicológica. Además, el bullying que sufrí en la escuela primaria y secundaria, me llevó a desarrollar desde los 12 años bulimia nerviosa, enfermedad que me acompañó por 10 años. En dos oportunidades quise «pasar para el otro lado». Sin embargo, seguí. La música, la lectura y la escritura fueron mi salvación.

A mis 18 años me tocó elegir carrera, para cumplir con el mandato…y entré a Ingeniería en Sistemas, aunque la dejé a los 4 meses para seguir mi vocación de ser cantante. Mis padres no tuvieron otro remedio que aceptarlo pero a cambio me quitaron todo el apoyo económico, por lo que tuve buscar trabajo ofreciendo lo que sabía. Comencé a dar clases particulares a estudiantes de nivel primario y secundario en absolutamente todas las asignaturas y también enseñaba piano y guitarra.

Luego ingresé a la Universidad Nacional de Córdoba a estudiar música, para darme cuenta que realmente lo mío no era tener el título para llegar a ser docente de música «dentro del sistema». Se ve que mis pensamientos fueron escuchados, porque allí comenzó mi camino como cantante y directora de coros -primero- y ahora también, descubriendo la dirección orquestal.

Hace once años que dirijo coros u orquestas y este trayecto me ha mostrado mis luces y sombras como persona: gracias al enigmático mundo de la dirección musical,  aprendí a quererme y valorarme, superando la bulimia e independizándome de mis padres (gracias a su NO apoyo financiero). Aprendí a escuchar a las personas, a ver por ellas y a trabajar para que entre todos alcancemos el fin último: expresar desde lo más interno nuestro, la música que hay en nuestras almas. Y como pasa siempre, a través de esta actividad  también pude realizar uno de mis tantos sueños: VIAJAR por Europa y Latinoamérica…sin necesidad de esperar a jubilarme.

Además, con el firme propósito de ayudar de una  mejor manera a los proyectos musicales de los que soy parte, me he formado como Coach y me capacito constantemente haciendo diversos cursos de liderazgo, además de formarme y practicar múltiples técnicas holísticas que favorecen mi desarrollo como líder de proyectos y que desde mi punto de vista, todo emprendedor debe poseer.

La  fortuna en el amor me acompañó y en este camino del Nuevo Pensamiento Espiritual, es que conocí a mi actual pareja (Jaime), quien me inspiró a re-pensar mi vida, sacándome de mi zona de confort e instándome a crear un estilo de vida acorde a mis nuevos valores. Es por esta razón que nos hemos abocado al emprendimiento digital, como forma de crear un estilo de vida en consonancia con el futuro que ambos pensamos para nosotros.

Sin más, te saludo esperando que todos los contenidos compartidos aquí te sirvan en tu camino como emprendedor digital consciente.