Ser feliz, alcanzar la felicidad, vivir una vida plena, llena de felicidad, con las personas a las que amas y en plena abundancia, salud y prosperidad.
¿Quien no anhela una vida así?

¿Es la felicidad un valor/estado que se debe alcanzar?

Justamente ahí radica uno de los muchos y reparables errores de los seres humanos. Perseguimos lo que no tenemos y confiamos que al alcanzarlo seremos felices. Una vez alcanzado, otra vez a empezar con otro reto.

Es frustrante.

Lo verdaderamente importante de la vida para ser felices, es conocer quienes somos en realidad. ¿Soy mis pensamientos? ¿Mi mente? ¿Mi cuerpo?

Desde el punto de vista de EmprendemosOm (transcendentalismo) creemos que somos un ser divino, unido con todos los seres que existen y con Dios – Universo (la divinidad, la fuente, el Tao…) Nuestra felicidad debe de ser interna, sin motivo, solo porque estoy aquí ahora existiendo.
Permite que el amor y la paz universal que, tal como enseña Un Curso de Milagros, te llene plenamente y te inunde desde lo más profundo y puedas sentir esa permanencia al todo, y simplemente ser feliz ahora solo porque naciste con ese don. El don de ser feliz. ¿Conoces algún bebé triste?

Al alcanzar este estado de felicidad natural, simplemente respirando y llenándote de felicidad y amor, es cuando de forma natural se cumplen muchos de los sueños que tenemos en la vida.

Tal como dice nuestro querido Lain García en este vídeo que te compartimos y te animamos a aceptar el reto:

 

 

 

Si te a gustado esta entrada, déjanos un comentario o compártela en tus redes por favor.

También te puede interesar: La frustración ante los retos de la vida

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *