EmprendemosOM - Crisis de los 30

«Diagnóstico»

La crisis existencial de los 30′, se instala cuando esperas ansiosa a que llegue el «San Viernes», indicador del fin de la semana laboral. Sabes que tu vida necesita un giro de 360°, pero aún no haces nada…e intentas mirar para otro lado.

Hace tiempo que la actividad que te da el dinero para mantener tu estilo de vida, dejó de apasionarte. Al principio, pensaste que sería  una crisis existencial pasajera pero luego te diste cuenta que «ese» asunto iba de mal en peor. Sospechas que tu vida necesita un cambio.

«Descripción»

Es un proceso que se plantea más o menos así: Vas a trabajar esperando que sea la hora de salida. Por falta de interés en todo lo que tu trabajo implica, cometes varios errores por distraerte mirando en el celular tus redes sociales y responder correos o llamadas «urgentes» se transforma en una gran excusa, para evitar seguir con lo que debes hacer.

Esta crisis existencial en los 30′, se acentúa cuando comienzas a interesarte por temas de la «New Age» y entre tus pares, no tienes con quién hablar sobre éstos. Por lo que comienzas a evitar los almuerzos con ellos, ya que te cansas de escuchar los mismos asuntos una y otra vez. Y lo mismo te pasa con tus familiares y amigos más cercanos.

Desde hace meses (quizás años), sientes que nada avanza y que todo parece quedarse estático: Las personas, el trabajo, la sociedad, la familia, tu pareja y tú. Intuyes que eso no está del todo bien. Y aunque no te gustan mucho los cambios, la ansiedad y angustia que sientes por tu existencia te carcome el cerebro y el alma. Te preguntas: ¿Qué sentido tiene todo lo que hago?.

«Posología -Modo de uso»

Adultos de más de 25 años pasando los 35…aunque allí estaríamos en la crisis de los 40′. Sin embargo, creo que la famosa crisis existencial de los 40′, de la que se hablaba hace 20 o 30 años atrás, ahora se da 10 años antes. Ya no hace falta casarse, tener hijos y haberla liado metiéndose con una hipoteca, como para darse cuenta que eso no era precisamente lo que se quería lograr en la vida.

En estos casos, donde no sabes porqué estudiaste la carrera que elegiste a los 18 años, se recomienda comenzar a meditar, practicar Yoga y volverte vegetariana. De paso, hace bien a la piel y si comienzas pasados los 25 años, quizás a los 35 parezcas de 27 !.

«Acción Farmacológica»

Limpiarás la casa y todo lo que te rodea, para que circule bien el «chi». Luego, el proceso continua con el cambio en la alimentación, ya que te volverás vegetariana y te preguntarás a ti misma: – » ¿Comer o no comer carne? He aquí la cuestión. ¿A caso esta crisis existencial de los 30′ que siento desde los 25, la transita todo el mundo?. Y luego te auto responderás: «Es un proceso de cambio y  es normal. Ya se me va a pasar…voy asumir esta etapa con… (completa con el curso holístico /post grado o viaje que quieras)».

Más adelante, para «cuidar tu energía», te alejarás de familiares y amigos tóxicos. Seguramente, adoptarás un perro o un gato…o ambos. Comenzarás a escribir…y a viajar.

Y quizás viajando y haciendo nuevos cursos holísticos o post-grados,  te vuelvas a escapar del sentimiento de apatía, recordando que sumarás otro certificado más a la larga lista que ya tienes…y un sello más al pasaporte.

«Advertencias»

Existen casos reportados en otros seres humanos, en los que la acción farmacológica o resultados de la meditación,  el Yoga y la comida vegetariana, da como resultado:

*Bajar de peso y sentirse con más energía

*Cambiar hábitos de vida: Dejan de gastar el tiempo de sus vidas, en un trabajo que no aman y que sólo les da el sueldo para comprar cosas innecesarias, para impresionar a personas a las que ellos no les importan.

Se reportaron casos de personas que bajo estrés inusual (frente a la crisis existencial de los 30′) y pese al miedo,  TOMAN ACCIÓN , renunciando a su trabajo, separándose de su pareja, alejándose por un tiempo de familiares tóxicos,  cortando con amistades falsas y mudándose al campo, sierra o mar junto a su/s nueva/s mascota/s, decidiéndose a vivir de un emprendimiento On-Line.

«Efectos Adversos»

«Visión borrosa» del mundo, al creer que todo es amor y que la crisis existencial de los 30′ y los cambios que la misma implica,  se darán como por arte de magia, meditando todos los días.

Taquicardia, palpitaciones y opresión torácica: Al reconocer que todo este tiempo has estado como si fueras una rata de laboratorio, encerrada y dando vueltas sobre la ruedita (de la supuesta vida que tienes), sin ir a ninguna parte.

Vértigo, trastorno de memoria y concentración, confusión mental, cefaleas: Cuando por fin reconoces que por más vacaciones que tengas en el Caribe o en Europa como mochilera, siempre vuelves a estar en el mismo trabajo,con la misma gente, con los mismos proyectos, con el mismo sueldo y con el mismo novio, más  lejos o más cerca (cada un@ lleve esta descripción a su vida actual).

Debilidad muscular, depresión, irritabilidad y pesadillas nocturnas: Al reconocer que no te estimula terminar la carrera, el Máster y que tampoco quieres ir a trabajar, para pagar las vacaciones en el mar. Te sientes agotad@ de todo y no quieres más responsabilidades.

«Sobredosificación»

Una sobredosis de meditación podría causar que te dieras cuenta que si tú quisieras, podrías hacer el cambio YA. Hacer lo que te plazca…pero por alguna razón, sigues dando vueltas en esa jaula de mierda. Y no sabes bien cómo salirte.

La adicción tóxica a la  reflexión, podría mostrarte que si tuvieras una responsabilidad ineludible, no te cuestionarías tantas cosas. Las harías y punto.

El estar sola y no tener compromisos con terceros, obliga a mirarte al espejo y preguntarte por el sentido de tu vida.

No hay nadie que dependa de uno, nadie se va a morir si yo no existo o no estoy. Absolutamente nadie tiene autoridad sobre mí para decirme lo que tengo que hacer. Y NO HAY NADIE  QUE  ME EVALÚE, EXCEPTO YO MISMA…entonces…¿QUÉ CARAJO ESTOY HACIENDO CON MI VIDA?.

«Contraindicaciones»

Falta de disciplina y voluntad para las nuevas actividades, que sí te ayudarán pero sólo si las practicas a diario.

Hipersensibilidad a perdonar. La crisis existencial de los 30′ implica dejar de guardar rencor a los padres, principalmente.

Alergia al cambio: Las personas a las que les dan pánico las transformaciones y prefieren que todo siga igual, ABSTENERSE.

Conclusiones

Hay un momento en la vida, llamado «la crisis existencial de los 30», en que te das cuenta que el tiempo se pasa volando. Es el proceso por el cual te haces consciente de que ni una vida con todo «servido», tapan el hueco existencial que sientes, debido a no saber o no hacer  lo que realmente te nace desde lo más profundo de tu ser.

A los 30´ sabes que  LO MÁS IMPORTANTE ES EL AQUÍ Y EL AHORA y que lo único que te vas a llevar es todo lo que has compartido desde el alma con otras personas.

Y eso es lo que le transmitirás a tus hijos en un futuro, en caso de que decidas tenerlos. Por lo que no queda otra que tirarse a la pileta y arriesgarse por eso que uno más quiere.

Mantener este texto fuera del alcance de los «perfectos simuladores» , que aún viven del ego y de las apariencias.

ES AHORA O NUNCA. ABRE LA PUERTA  Y SAL DE ALLÍ.

Las voces de la sociedad y nuestras creencias limitantes te dirán que no se puede, que no es posible. Pero sí lo es. CORTA CON TODO LO QUE NO TE HAGA FELIZ. ESCUCHA A TU CORAZÓN. FLUYE.

COMETER ERRORES ES PARTE DEL PROCESO, pero hay que confiar y sacar provecho de cada experiencia de esta crisis/cambio «existencial».

En mi caso, escribir es mi gran pasión y  si al igual que yo tienes un libro pero aún no sabes cómo darlo a conocer, puedes mirar este enlace.

Si quieres ayudarte durante este proceso, leyendo palabras alentadoras de alguien que ya pasó por lo mismo, te recomiendo este libro.

Si te gustó este post, comparte! Quizás podamos ayudar a más personas. Hasta la próxima!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *