Libro El camino de Tu Alma por Roser Segarra

Queremos recomendar este libro que nos ayuda en el crecimiento personal y la salud holística.

Emprender es un arte, un reto y un proceso de mejora contínua. No cabe desarrollar un área del conocimiento solamente sino que todo el mapa o eneagrama del ser humano tiene que trabajar a una para obtener un resultado satisfactorio para uno mismo y la humanidad en general.

Este libro nos ayuda en varías áreas de la vida desde una prespectiva espiritual laica, sin religión y un desarrollo saludable de la mente y el cuerpo.

Esperamos que lo disfrutes.

Siempre me cuestioné todo. Me educaron en una familia católica de clase media  en Argentina y desde que recuerdo, mis días estuvieron cargados de mucha acción. Al igual que los niños actuales que entran al colegio a la mañana y no se desocupan hasta casi la hora de la cena, me preguntaba cuál era el sentido de todo aquello que supuestamente debía hacer. Y  ni mis padres ni las mojas del colegio me pudieron responder.

Yo no entendía bien cuál era la razón por la que pasaba esto. Si hasta me regañaban cuando hacía muchos cuestionamientos.  ¿Era muy curiosa? . ¿Era muy compleja? .

Para nada. Ahora que tengo 34 años me doy cuenta que mis bisabuel@s,  abuel@s, padres y maestr@s, nunca se preguntaron cuál era  el sentido de todo lo que hacían. Y analizándolo en retrospectiva, siento mucha compasión. ¿Por ellos? Sí…pero principalmente por mí. Paso a explicarme.

Cuando comprendí «las historias»

Saber que en «aquél tiempo»  no había «mucho tiempo» para pensar y elegir con el corazón, es triste. La gente nacía rodeada de cierto contexto (familia, situación socio económica, país, religión, etc.) y a partir de ese momento, «casi» tenía la vida predeterminada.

Digo «casi» porque no todos siguieron el mandato. Algun@s   lograron escapar. A principio  del Siglo pasado comenzaron a salir a la luz a nivel mundial algun@s   como Tesla, Einstein, Mahatma Gandhi, Marie Curie, Madre Teresa, Eva Perón…y siguieron much@s  más.

El asunto es que: los supuestos «libres»  que logramos escapar,¿qué estamos haciendo ahora?. ¿Nos seguimos preguntando?. Y si la realidad no es lo que esperábamos, ¿nos seguimos quejando?.

¿Estamos despiertos si seguimos cuestionándonos el orden establecido?.

Para aclarar mis dudas y ponerle más luz a mi actual crisis existencial, me dirigí  a mi tío…Google. Y allí, «navegando en ese océano infinito de información , encontré que según  el  Diccionario de la Real Academia Española, «despertar»  proviene de despierto que a su vez procede del latín vulgar: expergitare. No os voy a complicar con demasiadas reglas, pero para que se entienda, expergitare denota a una acción que se reitera: es como decir experiencia.

Entonces, construyendo una regla de tres simple: Si despertar  viene de expergitare y ésta denota una acción que se reitera y te lleva a la experiencia, entonces:

¿Qué significa estar despiert@s? Para mi estar despiertos significa accionar. ACTUAR.  Pero no haciendo por «hacer».

«Estar despiertos» sería actuar a partir de nuestras experiencias. ¿Y cómo lograríamos eso?

Pues creo se puede comenzar analizando la propia historia familiar. Si observamos a nuestros antepasados, veremos que muchas historias de vida se repitieron y eso nos da una pauta para poder SANARLAS Y TRANSFORMARLAS (primeras acciones).

Por otro lado, al estudiar la vida de nuestros ancestros, podremos comprender porqué actuaron de determinada manera en ciertas ocasiones. Y esto nos llevará a otra acción que es completamente transformadora y es EL PERDÓN.

Entonces , volviendo al inicio de este texto: ¿Por qué las personalidad citadas anteriormente estaban despiertos?

PORQUE  ACTUARON.

SANARON, TRANSFORMARON Y PERDONARON.

SANARON SU HISTORIA, SU AUTOESTIMA.

TRANSFORMARON SU INTERIOR Y ASÍ LOGRARON  TENER CLARO SU SUEÑO AL QUE CONVIRTIERON EN PROPÓSITO DE SUS VIDAS.

PERDONARON. PERDONARON A SUS PADRES, A SU HISTORIA, SE PERDONARON A ELL@S  MISM@S…SE ACEPTARON  TAL  Y CUAL ERAN.

Y LUCHARON. Lucharon pese al miedo,  las dudas, el qué dirán, la pobreza,  la riqueza, a la guerra, el hambre, el odio , las habladurías  y condenas hacia ellos.

Y ASÍ PASARON A LA HISTORIA.

En esta madrugada de domingo de San Juan, llego a la reflexión de que la única forma de despertar es ACTUAR.

El  «SER CONSCIENTE» y «DESPERTAR» trae aparejada la «ACCIÓN» y así, una vez más, tod@s terminamos siendo responsables de nuestro presente y de nuestro futuro.

Para terminar, me gustaría compartir una frase que ya es muy conocida, pero  que describe perfectamente el estado de «iluminación»:

«Siembra una idea y surgirá un deseo; Para cumplir ese deseo, pon en marcha una acción; A partir de esa acción,   cosecharás un hábito; Los hábitos  determinarán tu  carácter y, este último, definirá tu  destino».

William James

Luz, cámara…

ACCIÓN!

Que empiece la vida…consciente y despierta.

 

También te puede interesar: El deseo aleja tu abundancia

 

Hasta la próxima. Muchas bendiciones para ustedes! Namaste!

Ser feliz, alcanzar la felicidad, vivir una vida plena, llena de felicidad, con las personas a las que amas y en plena abundancia, salud y prosperidad.
¿Quien no anhela una vida así?

¿Es la felicidad un valor/estado que se debe alcanzar?

Justamente ahí radica uno de los muchos y reparables errores de los seres humanos. Perseguimos lo que no tenemos y confiamos que al alcanzarlo seremos felices. Una vez alcanzado, otra vez a empezar con otro reto.

Es frustrante.

Lo verdaderamente importante de la vida para ser felices, es conocer quienes somos en realidad. ¿Soy mis pensamientos? ¿Mi mente? ¿Mi cuerpo?

Desde el punto de vista de EmprendemosOm (transcendentalismo) creemos que somos un ser divino, unido con todos los seres que existen y con Dios – Universo (la divinidad, la fuente, el Tao…) Nuestra felicidad debe de ser interna, sin motivo, solo porque estoy aquí ahora existiendo.
Permite que el amor y la paz universal que, tal como enseña Un Curso de Milagros, te llene plenamente y te inunde desde lo más profundo y puedas sentir esa permanencia al todo, y simplemente ser feliz ahora solo porque naciste con ese don. El don de ser feliz. ¿Conoces algún bebé triste?

Al alcanzar este estado de felicidad natural, simplemente respirando y llenándote de felicidad y amor, es cuando de forma natural se cumplen muchos de los sueños que tenemos en la vida.

Tal como dice nuestro querido Lain García en este vídeo que te compartimos y te animamos a aceptar el reto:

 

 

 

Si te a gustado esta entrada, déjanos un comentario o compártela en tus redes por favor.

También te puede interesar: La frustración ante los retos de la vida